fbpx

Reserva tu hora
de atención

Resultado de
Exámenes de Imagenología

Call Center
+56 65 242 4444

Whatsapp
+56 9 6760 3486

Hernia de Disco

Consejos del Traumatólogo:

Hernia de disco

La aparición de un inconveniente en uno de los discos ubicados entre las vértebras de la columna se denomina Hernia de Disco. Estos discos tienen un núcleo gelatinoso rodeado por un anillo. La hernia se produce cuando, por un desgarro en el anillo, asoma parte de este núcleo.

Pudiendo ocurrir en cualquier punto de la espina dorsal, esta hernia puede irritar un nervio cercano, generar debilidad en un brazo o una pierna y producir dolor o reducir la movilidad. La hernia de disco no siempre presenta síntomas y por lo general no requiere cirugía.

 

Síntomas

Los síntomas cambian según la ubicación del disco y si está afectando un nervio. Habitualmente se sitúan en la región lumbar y por lo general afectan solo un lado del cuerpo. 

  • Dolor en brazos o piernas:

    Normalmente sentirás dolor en glúteos, muslo y pantorrilla si tienes tu hernia de disco en la espalda lumbar. Si en cambio se ubica en el cuello, tendrás dolor en hombro y brazo. Este es un dolor agudo que aparecerá cuando toses, estornudas o cambias de posición. 

  • Debilidad:

    Se podría afectar tu capacidad para levantar objetos o podrías llegar a tropezar debido a la debilidad de los músculos conectados a los nervios afectados. 

  • Entumecimiento u hormigueo:

    Se presenta cierto adormecimiento que se difunde desde la zona de nervios afectados por la hernia.

Sin síntomas, podrías no saber que tienes una hernia de disco, a menos que surja en una muestra de imagenología.

Ahora bien, si presentas entumecimiento, hormigueo o debilidad o si también experimentas dolor persistente de cuello o de espalda, brazo o pierna, debes buscar atención médica especializada.

 

Causas

El desgaste natural, denominado degeneración discal, es la principal causa de la hernia de disco. Al envejecer, los discos pierden flexibilidad y pueden desgarrarse. Es raro que una caída o un golpe sea la causa.

En ocasiones, hacer una torsión mientras te levantas o usar los músculos de la espalda, en lugar de los muslos, para levantar objetos pesados puede ocasionar la hernia.

 

Factores de riesgo 

  • El trabajo

    Normalmente sentirás dolor en glúteos, muslo y pantorrilla si tienes tu hernia de disco en la espalda lumbar. Si en cambio se ubica en el cuello, tendrás dolor en hombro y brazo. Este es un dolor agudo que aparecerá cuando toses, estornudas o cambias de posición.

 

  • La genética

    Existe en una parte de la población una predisposición hereditaria a desarrollar una hernia de disco.

 

  • El peso

    Los discos de la espalda lumbar deben soportar mayor estrés si tienes sobrepeso.

  • Tabaquismo

    La disminución del suministro de oxígeno al disco, causando por el tabaquismo, aceleraría su deterioro.

 

Prevención

 

  • Mantén un peso saludable

    El sobrepeso deja a la espina dorsal y los discos más propensos a la hernia al colocar una presión permanente sobre ellas.

  • Haz ejercicio

    Podrás estabilizar y sostener adecuadamente la espina dorsal mediante el fortalecimiento de los músculos del tronco.

  • Mantén una buena postura

    Cuando debas permanecer sentado por periodos largos mantén la espalda alineada y recta. Al levantar peso, haz que tus piernas hagan el trabajo y no tu espalda. Así la espina dorsal y los discos no reciben tanta presión.

  • Deja de fumar

    Debes evitar consumir toda clase de tabaco.

Consejos para adultos mayores

Si durante el confinamiento no te has cuidado y ejercitado, seguro has perdido masa muscular y equilibrio: alerta de fractura. Comprueba si estás en riesgo simplemente levantándote de la silla: Si usas como mínimo una mano para ayudarte, considera lo siguiente antes de retomar tus actividades:

  • No intentes una caminata larga y fatigante. Un par de paseos cortos será mejor que eso.
  • Evita comer para calmar tu ansiedad, esos kilos demás torturarán tus rodillas y zona lumbar.
  • Los primeros días apóyate con un bastón, o dos, particularmente si te complica una rodilla o cadera. Mejor esto que romperte el fémur.
  • Los primeros días acompáñate de alguien. Gradualmente y con cuidado recobrarás la fuerza y la confianza.
  • Si tienes artrosis de rodilla, intenta levantarte del sofá cada media hora, subir y bajar escaleras, un poco de bicicleta estática. Lo que puedas.
  • Será muy importante la evaluación de un fisioterapeuta que además determine los ejercicios específicos para tu situación.
  • El confinamiento te ha exigido mucha paciencia. No permitas que una fractura arruine el retorno a tus actividades.

Cuidando a nuestros niños

Sus fracturas suelen ocurrir cuando están cansados o los fines de semana en las horas que el niño acostumbra dormir. Para protegerlos en los primeros días del desconfinamiento:

  • No los lleves a lugares con juegos de obstáculos, camas elásticas o piscinas de pelotitas.
  • Evita las bebidas cola, la excitación extra o donde haya demasiados niños.
  • Mejor que usen sus bicicletas, patines o monopatines por la mañana cuando están menos cansados y no al atardecer.
  • Un césped o una playa serán apropiados y podrán correr hasta agotarse.
  • La tarde noche será perfecta para darles un relajante baño.

ARTÚCULOS RELACIONADOS

Participación del Dr. José Francisco Alarcón en el Webinar experiencia en Latinoamérica de las transferencias tendinosas en el hombro

Participación del Dr. José Francisco Alarcón en el Webinar experiencia en Latinoamérica de las transferencias tendinosas en el hombro

El día sábado 9 de abril del 2022 a las 10:00hrs. se realizará el seminario online “Experiencia en latinoamérica de las transferencias tendinosas en el hombro”  y contará con la participación del traumatólogo del CET Dr. José Francisco Alarcón, especialista en traumatología deportiva y cirugía de hombro y rodilla quien  expondrá acerca de “La transferencia del doral ancho”

read more
Hombro congelado

Hombro congelado

La capsulitis adhesiva, también llamada “hombro congelado”, es una afección que aparece cuando el tejido conectivo que rodea la articulación del hombro se inflama de manera crónica y/o inespecífica,...

read more